Následující text není historickou studií. Jedná se o převyprávění pamětníkových životních osudů na základě jeho vzpomínek zaznamenaných v rozhovoru. Vyprávění zpracovali externí spolupracovníci Paměti národa.

Pokud máte k textu připomínky nebo jej chcete doplnit, kontaktujte prosím šéfredaktora Paměti národa. (michal.smid@ustrcr.cz)

Ing. Eliécer Ávila (* 1985  )

Mi abuelo me dijo: ‚Hay tres cosas que no puedes ser - ni maricón, ni ladrón, ni contrarrevolucionario.‘ Con la última, tuve que decepcionarlo

  • nació en 1985 en el oriente de Cuba
  • en 2000 ingresó a la Universidad de Ciencias Informáticas
  • en 2007 expresó sus dudas sobre el régimen cubano en una asamblea de la Federación de Estudiantes Universitarios
  • desde 2007 perseguido por el régimen
  • fundador del movimiento político SomosMás y de la Academia 10-10
  • vive en La Habana

“Mi abuelo me dijo: ‘Hay tres cosas que no puedes ser - ni maricón, ni ladrón, ni contrarrevolucionario.’ Tuve que decepcionarlo en la última,” empieza Eliécer Ávila la narración de cómo un treintañero con origen en una familia humilde que plenamente simpatizaba con las ideas de la Revolución Cubana, finalmente se convirtió en “una de las figuras más dinámicas de la nueva generación disidente”, como suele ser nombrado por la prensa.[1]

Dudas que se hicieron virales

En su infancia, Eliécer, nacido en el año 1985, hacía todas las actividades que le pertenecían a un niño cubano que realmente no se está cuestionando los asuntos políticos – hasta participaba en foros pioneros. Fue más o menos en el quinto grado, cuando se dio cuenta por primera vez de que Cuba no estaba bien. Y desde aquel entonces, su duda iba graduando. En el 2000, cuando ingresó a la Universidad de Ciencias Informáticas, empezó a participar en la FEU (Federación de Estudiantes Universitarios), donde finalmente en el 2007 dio un discurso inquietante sobre las dudas que le causaba el sistema comunista cubano. Principalmente, sus dudas acumulaban los temas de “Carta blanca”, es decir permiso oficial sin el cual no es posible salir de viaje de Cuba, la imposibilidad de conectarse al internet para la mayoría de los cubanos, o imposibilidad de portar un teléfono celular. El vídeo de su charla se hizo viral, pero no en el sentido de la red global: “La gente se lo iba pasando de mano en mano,” cuenta Eliécer.

Furia gubernamental

Las consecuencias llegaron rápido – el régimen lo empezó a perseguir, amenazar y oprimir. No faltaba ni siquiera la presión por parte de otros estudiantes de su universidad, los cuales fueron obligados a votar a que abandonara la carrera. “Fue una furia gubernamental,” está describiendo los acontecimientos que siguieron su discurso en la FEU Eliécer. Sin embargo, al final, a pesar de todos los obstáculos, le fue permitido graduarse con honores, pero justo después le fue negada la estadía en la capital de La Habana y fue recluido en el campo. “Mi verdadera universidad llegó después de la universidad,” concluye Eliécer. “No tuve la posibilidad de trabajar en mi carrera,” describe Eliécer y enumera un sinfín de empleos en el campo que se vio obligado a realizar, con la finalidad de alimentar a sus relativos, siendo el “hombre de la familia”.[2]

Ideas y principios

Más tarde, cuando tuvo una pareja (con la cual actualmente ya no anda) que trabajaba en una radio cubana, conoció más de cerca „cómo el régimen manipulaba los medios de comunicación” y resultó que, con este descubrimiento, sus ideas políticas ya estaban maduras para una oposición real. Por aquel entonces surgió el movimiento político Somos+, junto con su programa político de “Ideas y principios”. “Derecho a internet, propiedades de tierras y posibilidad de propias decisiones de agricultores sobre qué cosechar y cuándo, mejor educación y salarios del personal educativo, mejora del sistema de salud, elevación de la calidad de servicios del sector público, o reforma del sector de fuerzas armadas…,” estas son sólo unas de un gran número de propuestas del equipo de Eliécer para mejorar el día a día cubano.

Condenas múltiples

Sin embargo, para que se pueda implementar cualquiera de los pasos que proponen, hay que mejorar y cambiar primero la sociedad como tal. La populación cubana, según Ávila, está sufriendo “miedo de expresarse”. Para que puedan funcionar los cambios, asimismo, hay que reformar todo el sistema jurídico, empezando por la mera Constitución del país. “Sabemos que sin democracia no será posible avanzar,” concluye Eliécer.

La sociedad cubana, sin embargo, está cambiando, aunque muy despacio. A la hora de comparar el régimen de hoy con la realidad isleña por ejemplo en los años sesenta o setenta, se notan varias diferencias. “Hoy no hay condenas tan largas como antes, que solían ser de treinta años por ejemplo, sino que hoy la práctica es de treinta detenciones más cortas,” describe las maneras de opresión del régimen comunista.

Sufrimiento del continente americano

“Este es el último año en el que vamos a ver el país de tal forma como ha estado en el último medio siglo,” llega al final de la entrevista el “opositor millenial”.[3] Eliécer está viendo el futuro de Cuba complicado, pero con muchas esperanzas: “Siento mucho que la humanidad y el continente americano en general que ha sufrido mucho, necesita que este este sistema finalmente desaparezca,” termina con palabras convencidas.[4]

[1] Cita tomada de https://elpais.com/internacional/2017/04/08/america/1491606316_345630.html. En el mismo artículo, información sobre la persecución de Ávila por haber entrado en La Habana con una laptop.

[2] Sobre las reacciones actuales de la Universidad, véase http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1499372936_32392.html o https://www.cibercuba.com/noticias/2017-07-06-u1-e129488-tu-eres-enemigo-revolucion-eliecer-avila-expulsado-su-regreso-uci.

[3] Cita tomada de https://elpais.com/internacional/2017/04/08/america/1491606316_345630.html.

[4] Actualmente, Ávila está sujeto a un proceso judicial, para más información véase: https://www.cibercuba.com/noticias/2017-07-01-u186452-e146802-continua-proceso-judicial-contra-opositor-cubano-eliecer-avila.

© Všechna práva vycházejí z práv projektu: Memory of Cuban Nation – instrument for the transformation of the Cuban society to the real freedom