Následující text není historickou studií. Jedná se o převyprávění pamětníkových životních osudů na základě jeho vzpomínek zaznamenaných v rozhovoru. Vyprávění zpracovali externí spolupracovníci Paměti národa.

Pokud máte k textu připomínky nebo jej chcete doplnit, kontaktujte prosím šéfredaktora Paměti národa. (michal.smid@ustrcr.cz)

Yris Tamara Aguilera Peréz (* 1975  )

“Cuba ya no es la de ayer. Ayer todo el mundo se escondía, hoy los ves cómo se manifiestan en público.”

  • nacida el 20 de agosto de 1975 en Cuba, provincia de Tabasco
  • 1994 nacimiento de su hijo único
  • en 1999 conoció a la activista Berta Antúnez y se unió a la oposición cubana
  • numerosas veces arrestada, torturada y amenazada por el gobierno
  • 2002-2016 matrimonio con el activista cubano Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez”
  • desde 2013 unas 7 visitas a los Estados Unidos de América
  • es presidenta del Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks

Yris Tamara Aguilera Pérez nació el 20 de agosto de 1975 en la provincia de Tabasco en Cuba. A pesar de que su familia era muy humilde, Yris recuerda haber tenido una infancia muy feliz. “Es mejor sonreír, que vivir en riqueza, pero con tristeza” presenta su lema vital.

Me quitaban la pañoleta por ser católica

Ya desde sus cinco años de edad se mostraba rebelde contra el régimen comunista. “No quería decir que fuéramos como el Che,” recuerda. “Hasta que me quitaban mi pañoleta por ser católica, con que no me la devolvían hasta que no dejara de ir a la iglesia,” añade otro punto de vista supuestamente contrarrevolucionario que marcó infancia – la importancia de la fe. A pesar de ser una niña muy contreras, su unión a la oposición llegó hasta en el año 1999, tras haber conocido a la activista Berta Antúnez. En el mismo momento conoció también a su futuro marido, opositor Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez”, con el cual estuvo casada desde 2002 hasta 2016.

La huelga me ha salido del corazón

Desde aquel entonces, vivió numerosos arrestos y golpizas, incluso hasta varios intentos de violación por parte de los oficiales. Durante sus arrestos, varias veces se puso de huelga de hambre en la prisión: “Me ha salido de mi corazón, hacer huelga,” narra. Sin embargo, de ninguna forma está negando lo duros que han sido los arrestos – con un cubo igual para agua, comida y limpieza, colchones sucios y hasta piojos en la celda… En mayo de 2010 fue golpeada tan fuertemente que hasta perdió conciencia y memoria durante los siguientes tres meses. “Mi vida ha sido una tortura grande, la persecución es terrible, porque no sabes cuándo pueden ir a buscarte a tu casa,” resume lo que considera más difícil de la lucha contra el régimen comunista. Sin embargo, en el mismo momento, todo este sufrimiento le “ha dado más fuerza y mucho valor” para seguir adelante con su activismo.

Las universidades sólo para los revolucionarios

Tiene un hijo, el cual no pertenece a la oposición cubana, sin embargo, apoya las actividades contrarrevolucionarias de su madre. “En Cuba, las universidades y buenos trabajos son sólo para los revolucionarios,” explica cómo se reprocha a sí misma haberle puesto a su hijo en una situación en la cual el régimen no le permite ejercer lo que realmente le gustaría. “Para las madres cubanas que se atreven a desafiar al régimen, la vida es muy difícil,” explica Yris y cuenta como su propio hijo tuvo que aprender a cocinar ya a los 9 años de edad para que tuviera qué comer cuando a Yris se la llevaba de repente la policía y la arrestaba 24, 72 y hasta 96 horas.

Luto por el tiempo no-democrático

A pesar de la opresión que Yris está viviendo en su día a día por parte del régimen gubernamental, sigue viviendo en Cuba, y ejerce el puesto de directora del Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks. “Somos mujeres que visten de negro por señal de luto por todo el tiempo no-democrático que está viviendo Cuba,” explica una de las facetas del Movimiento, junto con sus puntos clave que se enfocan en búsqueda de libertad de Cuba y en lucha contra la violencia doméstica.

Cuba ya no es la de ayer

“Aunque comparados con nuestros hermanos de Venezuela tenemos en Cuba una desventaja en tecnología, las armas cubanas son corazón y clamor por la libertad,” presenta una comparación latinoamericana de dos regímenes latinoamericanos no democráticos. “Cuba ya no es la de ayer. Ayer todo el mundo se escondía, hoy lo ves cómo se manifiestan en público,” cierra la entrevista Yris.

© Všechna práva vycházejí z práv projektu: Memory of Cuban Nation – instrument for the transformation of the Cuban society to the real freedom